CÓMO PAGAR EN LOS FESTIVALES DE MÚSICA

¿A quién no le ha pasado que va a un festival en España o en el extranjero y le da miedo perder su cartera o monedero? Desde SAGAR vamos a intentar resolver una de las grandes problemáticas de los festivales hoy en día, con métodos de pago tradicionales o muy innovadores, pero que no te dejarán indiferente.

Formas de pago

Llevando ya casi una quinta parte del Siglo XXI, el pago en efectivo en este tipo de eventos es un problema tanto para trabajadores como para asistentes. Dar las vueltas, llevar el dinero a la zona de conciertos, estar pendiente del dinero que te queda cada vez supone más inconvenientes que soluciones.

A día de hoy, es más cómodo ir con la tarjeta de crédito, el imprescindible móvil o con una moneda propia para el festival.

El pago con tarjeta de crédito se presenta como una gran alternativa y segura tanto para trabajadores como para visitantes al evento. Da la posibilidad de cobrar el importe justo al cliente de forma ágil. El principal inconveniente es que los puntos de venta de comidas en muchas ocasiones no disponen de un datafono, es decir, un dispositivo de cobro digital.

Otra de las alternativas es el pago con el móvil o smart watch, es aún más cómodo que la tarjeta de crédito ya que hoy en día nadie sale de casa sin su teléfono. La principal virtud de este método de pago a la vez es su condena, ya que un problema como la batería o la conectividad a internet podría hacer que nos quedemos sin la posibilidad de consumir.

Un método de pago cada vez más frecuente y más implantado en los grandes festivales españoles son los “tuents” o el nombre que se les quiera poner, el caso es que es la moneda propia del festival y solo puedes consumir pagando con dicha moneda. La principal virtud de esta moneda propia es que al llegar canjeas el dinero que desees por tuents y no tienes que estar pendiente del dinero en lo que resta de festival. Aunque también es cierto que con esta moneda del festival lo que hace en muchos casos es confundir al cliente o hacer que no sea consciente de lo que gasta, lo cual en ocasiones genera cierto rechazo de los usuarios. Para el trabajador es un método de pago muy cómodo.

Una revolución en camino

otra alternativa de pago

Por último, un método nada usado y que podría tener mucha cabida en el futuro es el cobro por NFC, es un paso más a lo que es la moneda virtual. Esta forma de pago consiste en según llegas al festival la organización te coloca una pulsera en tu muñeca con un dispositivo NFC, el cual el usuario recarga con la cantidad de dinero que desee hasta que se le acabe, cuando podrá volver a recargarlo con más dinero y poder seguir pasándolo en grande.

Como hemos visto, son muchas las formas de pago que hay en los festivales musicales en España o en el resto del mundo. La tecnología es un elemento cada vez más importante a la hora de pagar, y esto se está llevando a los eventos musicales. Sea de la forma que sea, el fin siempre es el mismo, pasarlo en grande y vivir una experiencia inolvidable.